domingo, 8 de julio de 2018

Fábula: La escuela de los animales.


Una vez, los animales decidieron que tenían que hacer algo heroico para solucionar los problemas de un«nuevo mundo», de modo que organizaron una escuela.

Adoptaron un currículo de actividades consistente en correr, trepar, nadar y volar. Para facilitar la administración todos los animales cursaban todas las materias.

El pato era excelente en natación, mejor incluso que su instructor, y obtuvo muy buenas notas en vuelo, pero pobres en carrera. Con el objeto de mejorar en este aspecto tenía que quedarse a practicar después de clase, e incluso abandonó la natación. Esto duró hasta que se le lastimaron sus patas de palmípedo y se convirtió en un nadador mediano. Pero el promedio era aceptable en la escuela, de modo que nadie se preocupó, salvo el pato.

El conejo empezó a la cabeza de la clase en carrera; sin embargo, tuvo un colapso nervioso como consecuencia del tiempo que debía dedicar a la práctica de la natación.

La ardilla trepaba muy bien hasta que comenzó a sentirse frustrada en la clase de vuelo, en la que el maestro le hacía partir del suelo en lugar de permitirle bajar desde la copa del árbol. También sufrió muchos calambres como consecuencia del excesivo esfuerzo, y le pusieron apenas un suficiente en trepar y un «insuficiente» en correr.

El águila era una alumna problemática y fue severamente castigada. En la clase de trepar llegaba a la cima del árbol antes que todos los otros, pero insistía en hacerlo a su modo.

Al final del año, una anguila anormal que nadaba muy bien y también corría, trepaba y volaba un poco, tenía el promedio más alto y le correspondió pronunciar el discurso de despedida.

Los perros de la pradera quedaron fuera de la escuela y cuestionaron por qué la administración no incluyó en el currículo las materias de cavar y construir madrigueras. Pusieron a sus cachorros a aprender con el tejón, y más tarde se unieron a marmotas y topos para inaugurar una escuela privada de gran éxito.

R. H. Reeves

El supuesto equilibrio con los medios



He escuchado decir que no es malo, incluso que es bueno, que existan medios de comunicación claramente sesgados. Es decir, con una clara tendencia política. Como pueden ser medios de derecha en los que se dicen mentiras a medias, con el fin de perjudicar a quienes no les agradan y beneficiar a los suyos. De igual forma medios de tendencia de izquierda que siguen la misma lógica. Y es aquí donde suelen algunos creer que eso es bueno, pues argumentan que al existir medios de ambos bandos se logra un equilibrio. Y que eso es democracia.

El equilibro es tal como si se tuviera la cabeza metida en un horno y los pies en hielo. De media dirán que se está bien. Me parece estupenda esta analogía. De igual forma no se puede estar bien con verdades a medias de un bando y verdades a medias del otro, pues son verdades a medias, y eso son mentiras. Y entre mentira y mentira no se puede estar bien informado.

¿Cómo ser objetivo? Así como hay quien se expresa diciendo: en mi humilde opinión. Y no tienen nada de humilde. Hay quien se expresa diciendo: somos objetivos. Y no lo son. Entonces, creo un inicio es practicar la humildad. Y eso entiendo se puede lograr evitando cada vez más el juzgar, el afirmar tajantemente. En cambio preguntar. Simplemente haciendo preguntas con el fin de entender a la otra persona. Preguntas que ayuden a seguir el hilo. Dejar que se exprese. Creo ese es un camino sino es, el camino.

Creo que si la gente consume mierda y esto da dinero se va a seguir produciendo mierda. Me viene a la mente que aunque medios eviten juzgar, afirmar y entonces busquen solo preguntar. Se las apañan para entonces preguntar a personajes que les den respuestas que ellos buscan. Esto no es más que pillería. —Sí, estoy afirmando y juzgando. Lo de las "contradicciones" es otro tema— El cambio puede darse tanto en los medios como en la gente. Por un lado, en los medios las personas pueden buscar mejorar su lugar de trabajo o simplemente cambiar a un lugar mejor. Por otro lado, los consumidores siendo indiferente a medios que no aportan algo constructivo o bueno. Veo quejas sobre determinadas personas que salen en tales programas y lo único que hacen es hacerles publicidad, hacerle notables y creo eso hace que sigan donde están. Siendo indiferente a estos terminarán por no dar beneficio económico a los medios, y estos producirán otra cosa. Pueden argumentar que igual hay otras personas que lo consumen, sí pero es que incluso quienes se quejan hablan de ello. Si quienes se quejan de ello evitan hablar de ello y en cambio promocionan lo bueno, yo creo que ayudan al cambio.

Creo en la importancia de conocernos a nosotros mismos como individuos y como sociedad. Saber que tenemos tendencia a informarnos con ciertos medios o personas que piensan de cierta forma. Similar a nosotros. Y con eso lo que podemos estar logrando es reforzar una idea y no contrastarla. También, saber que tendemos a justificar nuestras acciones y pensamientos. Es decir, que nosotros mismos somos nuestros mayores manipuladores o persuasores. Y que somos seres que tenemos una tendencia a ir con la manada por muy independientes que seamos. Y hay manadas en cada bando, de todo tipo y colores. Debemos conocer más sobre cómo funciona nuestro cerebro. Y este saber nos haga cuestionarnos a nosotros mismos. Ganar en humildad. Y si no podemos evitar juzgar a los demás, aprendamos a juzgarnos a nosotros mismos. Nos hará ser más justos. Y empáticos.

martes, 19 de junio de 2018

Resumen carrera


Algunos datos y recuerdos:

  • De las 40 asignaturas 25 fueron aprobadas a la primera, 14 a la segunda y una a la tercera vez.
  • Estructura de computadores la aprobé a la tercera vez. La primera vez que la cursé mi nota fue CERO gracias a que una de las prácticas no la llegué a entregar. Al siguiente año esa práctica ya no estaba. Me matriculé por obligación pero solo fui a unas tres clases. Y mi nota fue DOS gracias a las notas guardadas del año anterior.
  • La tercera vez que me matriculé en Estructura de computadores la cursé al completo. No tenía notas guardadas. La primera parte, ensamblador parecía que la llevaba dominada a tal punto que compañeros me decían: seguro sacas una nota alta. La fastidié a tal punto que casi no saco la nota mínima. Creo era un 2,x. No arriesgué a subir nota en el examen final. Contaba la última nota no la mayor de todas.
  • De las 15 asignaturas que no aprobé a la primera, 3 son de los dos últimos años de la carrera y las otras 12 de los dos primeros.
  • Realmente Cálculo y Física las cursé tres veces. Una vez en el plan 96 y dos en el de plan 09. Pero en este resumen se toma el plan 09.
  • El avance total se realizó a lo largo de más de diez años.

  • Dos semestres no me matriculé.
  • Tres semestres prácticamente no fui.
  • La nota media es un 6,7. La máxima 8,9 en el Practicum y la mínima un 5 en varias.
  • Un 8,7 en Administración de empresas fue la más sencilla de obtener. La abandoné al mes. Dije a los compañeros del grupo de trabajo que me quitasen pues no iba a continuar. No me habían quitado así que tenía nota de trabajo grupal. Horas antes del examen me pasaron exámenes de otros años resueltos y me dijeron que siempre eran igual. Me presenté al examen final y fue suficiente para aprobarla.
  • Suspendí Algoritmos y estructura de datos porque en el examen no puse la clave correcta de mi examen. La hoja de respuestas era para corrección automatizada y solo se debía marcar casillas para las respuestas. Mi clave de examen constaba de varias casillas pero mientras iba rellenando me distraje y lo dejé a medias. Luego pensé que ya la había rellenado pero estaba incompleta. En la revisión el profesor dijo que no era su problema y que debería yo haber puesto bien la clave. Suspenso.
  • La asignatura que más esfuerzo puse por lo pesada que resultaba fue Redes de computadores y saqué un 6,7.
  • La que más dediqué porque me gustó fue Interacción Persona-Ordenador. Obtuve un 7,9. Uno de mis compañeros obtuvo un punto más porque el profesor dijo que daba un punto a quien participe enviando una propuesta de idea a actuaUPM. Algo de lo que pasé totalmente. Y me resultó injusto porque no tenía nada que ver con la asignatura.
  • Lógica fue la única asignatura que ya estando aprobada me presenté a subir nota. En una de las partes me fue mal en el examen anterior y quería recuperar esa parte. Corría el riesgo de obtener una nota menor. Obtuve un 8 como nota final.
  • Se suponía que Bases de datos era mi fuerte y debía sacar una nota alta. Nota final un 6,1. Cuando fuimos a mostrar la práctica en grupo las preguntas solo fueron dirigidas a mí (supongo fue porque anteriormente me quejé de que el grupo no funcionaba). Y todas las preguntas eran sobre la aplicación JAVA. Preguntas del estilo: ¿Qué método usaron para la conexión con la BBDD? Después de varias preguntas sin saber contestar mi respuesta fue: yo no hice esa parte, me encargué de lo que es la base de datos, diseño y el SQL (que es lo que realmente es base de datos 🙄).
  • Olvidé convalidar créditos de Actividades en 2016-2017.
  • No pedí convalidación de asignaturas de Formación profesional. No sabía que eso se podía. ¡Debería ser automático!
  • El total de créditos superados es 240,25.
  • Tres asignaturas optativas las cursé pero no las aprobé. Dos de ellas en realidad no me hacia falta sus créditos pues ya tenía los necesarios.
  • Sistemas inteligentes fue otra asignatura que pensé abandonarla. Hice la práctica a entregar horas antes malamente. No sabía cómo funcionaba la aplicación. Bastó lo que hice. Y me presenté al examen. Fue el examen más fácil de la carrera. No recuerdo si fueron dos preguntas o solo una. Algo como: ¿Qué entiendes por Sistemas inteligentes? Luego corrió el rumor de que era fácil y muchos se matricularon en ella. Y ya no fue tan fácil.
  • La asignatura que me parece super interesante pero para mía era horrible la clase fue Probabilidad y estadística II. Solo fui a unas cuatro clases. La aprobé gracias a que un amigo me enseñó a resolver problemas sobre dos de tres temas principales. También estuve por abandonarla y la aprobé en la última semana.